Heredero Universal en Madrid

Heredero universal en Madrid-Tamara Ocaña GarcíaLa distinción clásica entre heredero a título universal y particular viene dada porque el primero lo será sobre una parte proporcional de la herencia, mientras que el segundo heredará bienes concretos y definidos de la masa hereditaria. En el caso específico de un heredero universal en Madrid, la figura muestra similitudes, aunque es merecedora de una regulación independiente a la del Código Civil por contar Cataluña con legislación hereditaria propia. Para estos casos, no sólo debe contar con el asesoramiento de un abogado de herencias, sino también especializado en Derecho catalán.

El tratamiento de heredero universal en el Derecho civil catalán.

Una persona que hace testamento no puede disponer, por lo general, de todo su patrimonio a favor de una sola  persona. Existe la figura de los legitimarios, que son aquellos parientes más próximos al difunto y a los que, por ley, les corresponderá una reserva que se denomina como  legítima. Sin embargo la relación entre el heredero universal y la legítima varía dependiendo del lugar de España en  el que nos encontremos. En muchas ocasiones coincidirán ambas figuras, pero no es algo que deba darse siempre.

En la mayor parte de los casos, es decir en las  zonas en las que se aplica el Derecho Común del Código Civil, la legítima serán 2/3 partes de la herencia, siendo el tercio de libre disposición. En el otro extremos, en comunidades como la Navarra no existirá límite  alguno por lo que  podrá incluso existir un único heredero universal del testamento. En el punto intermedio tenemos al Derecho catalán, en cuyos artículos 451 y ss de la Ley 29/2002 de 30 de diciembre, sólo existe 1/4 parte reservada para los familiares más cercanos.

Otra diferencia importante la hallamos en relación con el heredero universal y el usufructuario. Este último no será propietario de un bien concreto o de una cuota indivisa de la herencia, sino del derecho de uso concreto de bienes. Sobre este punto, una diferencia del Derecho catalán en comparación con el Código Civil es que el cónyuge viudo del causante que haya muerto con testamento no tendrá la consideración de usufructuario, salvo en casos de extrema pobreza, mediante  la conocida como figura de la quarta vidual.

Por lo tanto, en cualquier zona del territorio catalán una persona tendrá mayor disponibilidad de sus bienes  a la hora de dejar testamento, con unas mínimas formalidades muy similares a las testamentarías en el Derecho Común, salvo que no son admitidas las formas especiales de urgencias sólo ante testigos.

Heredero universal en Madrid

En definitiva, es posible que una persona instituida en un acto de último voluntad como  heredero universal en Cataluña tenga casi  la verdadera condición de universal, habida cuenta de que podrá tener la mayor parte del patrimonio, sea o no sea pariente del causante. No obstante, también hay que tener en cuenta aspectos de índole económica para la aceptación o no de una herencia.

¿Cómo se acepta una herencia en Cataluña?

Al contrario que en la regulación del Código civil, la Ley 29/2002 ofrece bastante claridad. En primer lugar establece un plazo de 30 años para la aceptación de la herencia por parte del heredero.  Para el caso de que éste falleciese antes de poder hacerlo, este derecho de aceptación pasaría a sus herederos que ocuparían el mismo lugar que tuviera este en relación con sus derechos hereditarios.

Sin embargo, una herencia no puede aceptarse alegremente, debido a que conlleva una serie de obligaciones, tanto de tipo privado como de cara a la Hacienda Pública, en este caso la situada en Cataluña. En primer lugar, el heredero universal lo es tanto sobre los derechos como las obligaciones, por lo que asumirá, una vez aceptada la herencia, las obligaciones del causante, mezclándose ambos patrimonios. Por ejemplo, en el caso de un inmueble hipotecado, tendrá que cumplir con  la hipoteca que estuviese pagando el  testador en vida, incluso con bienes propios.

Para evitar esto existe la posibilidad de aceptar la herencia a beneficio de inventario, esto es, sin confusión de patrimonios.  Aquí apreciamos otra ventaja de la regulación catalana, la cual permite este tipo de aceptación sin necesidad de acudir a los tribunales como ocurre en el caso de la mayor parte de España. A pesar de esta ventaja, el heredero tiene que  contar con un el asesoramiento de un abogado especializado ya que, a pesar de no mezclarse patrimonios, puede resultar muy pesado tener que administrar bienes poco rentables o venderlos para saldar deudas.

En la vertiente del impuesto de sucesiones, también existe mucha variedad a lo largo del territorio nacional. Sobre este extremo hay que advertir que Cataluña  tiene uno de los impuestos de sucesiones más altos, por lo que conviene pensarse más de dos veces la aceptación de una herencia, sobre todo si  no se recibe en dinero contante y sonante y si mediante un patrimonio inmobiliario que ahora con la crisis económica tiene poca salida al mercado. De esta forma hay que tener en cuenta que muchas personas han tenido que vender parte del patrimonio heredado para hacer frente al pago del impuesto.

Un caso particular de heredero universal en Madrid

Como abogado especialista en sucesiones y Derecho privado en general, puedo poner el ejemplo de Miquel J.P., de 76 años, jubilado, quien fue instituido como heredero universal en Madrid por su amigo de toda la vida Josep L.O. En este  supuesto Josep murió viudo y con un hijo de 54 años, a quien ya había dado una serie de bienes en vida como adelanto de la herencia.

Un caso de heredero universal en Madrid

En resumidas cuentas, el cliente, tras la liquidación de la herencia recibió un piso (el de la última residencia) valorado en 211.800 €, sin ningún derecho a desgravación por haber asumido la familia los gastos de entierro y funeral. Además de eso, existía una cuenta corriente corriente con 10.000 €. Aplicando las normas tributarias del 2014 (Ley 2/2014), la base imponible es de 221.800 €, debiendo pagarse 14.500 € hasta la suma de 150.000 €  y el restante al 17%, arrojando un total de 26.706 €. Teniendo en cuenta la condición económica de la persona jubilada no le merecía la pena la aceptación de la herencia.

(Servicio a clientes de: Granollers, Hospitalet de Llobregat, Cornellà, Santa Coloma, etc.)