Herencias sin testamento en Madrid

Herencias sin testamento en Madrid Manuel Díaz CabreraDentro de las múltiples materias de las que se ocupa el Derecho Civil las sucesiones (o herencias) constituyen una de las instituciones que más conflictos generan entre las familias. Son muchos los intereses que intervienen tras el fallecimiento de una persona, cobrando especial importancia los económicos. Hoy me gustaría analizar los supuestos de herencias sin testamento en Madrid, que suponen gran parte de las consultas que los clientes me dirigen.

Regulación

Las herencias en España no son objeto de una regulación uniforme. Es preciso que sepa que en nuestro país, en general, rige el Código Civil para todo lo relativo a las relaciones personales, contratos, propiedades y herencias. Sin embargo, determinadas Comunidades Autónomas gozan de un régimen especial, denominado Derecho Foral. Así, estas Comunidades conservan normas y leyes que, en algunos casos, tienen cientos de años. Cataluña es una de ellas.

A lo largo de la última década el Parlamento catalán ha aprobado un Código Civil propio de Cataluña. En 2008 se publicó el libro cuarto, que hace referencia a las sucesiones. Existen, por tanto, algunas diferencias respecto al resto de España.

Aspectos destacables

Como abogado de herencias se me plantean muchos casos en los que los herederos no saben cómo proceder porque ignoran si el fallecido hizo o no testamento. Esto tiene fácil solución, no hay más que solicitar un certificado de últimas voluntades que aclarará la cuestión. Cuando hay testamento ha de respetarse el mismo, exceptuando las disposiciones que vulneran algún precepto legal.

Herencias sin testamento en Madrid

Un problema distinto se produce cuando el difunto no otorgó testamento. En estas circunstancias hay que acudir a la ley, que permite que los herederos se pongan de acuerdo sobre cómo repartir la herencia. De no lograrse dicho acuerdo será necesario que intervenga la justicia, primero para proceder a la declaración de herederos y, en segundo lugar, para nombrar a una persona que lleve a cabo la partición.

El encargado de repartir la herencia en defecto de convenio de los interesados es el contador-partidor, designado por el juez con la finalidad de calcular el montante de la herencia, pagar sus deudas y distribuirlo entre los herederos.

¿Quiénes son los herederos?

Los herederos sin testamento son los familiares del fallecido y el cónyuge. Se sigue la regla de que primero heredan los parientes más próximos y, progresivamente, los más alejados. A estos efectos la ley habla de líneas, es decir, de los lazos que unen a unas personas con otras. En cada línea la división se hace por grados. Le pongo un ejemplo:

  • Línea recta descendente: abuelo – hijo – nieto.
  • Línea recta ascendente: nieto – padre – abuelo.
  • La línea colateral sirve para establecer el parentesco entre tíos, primos y otros parientes: hijo – padre – hermano – sobrino.

En los casos anteriores, el hijo es heredero en primer grado del padre y en segundo grado del abuelo. Por su parte, el hermano está separado por dos grados del hermano y tres del sobrino. Cada generación se cuenta como un grado. Bajo ciertos supuestos se aplica el derecho de representación, según el cual pueden suceder herederos de grados diferentes (algún hijo y los nietos).

A todo lo dicho hay que añadir las legítimas, aquella porción de la herencia que la ley reserva obligatoriamente en favor de algunos herederos. Ni siquiera la persona que hace testamento puede vulnerar la legítima (salvo los casos de desheredación, tasados y de carácter extraordinario). En el derecho catalán la legítima es inferior a la del resto de España, y en vez de dos tercios de la herencia se limita a la cuarta parte de la misma (después de pagar las deudas y legados).

Caso de herencias sin testamento en Madrid

La legítima de la viuda, cuando concurre con hijos u otros descendientes del fallecido, tiene un carácter particular, pues no consiste en una parte de la herencia, sino en el usufructo sobre la misma. El usufructo es una institución civil que consiste en asegurar a una persona los rendimientos derivados de un inmueble, una cantidad o un conjunto de bienes. Si la viuda es la única heredera (herencias sin hijos) obtendrá toda la herencia, no sólo el usufructo. Además, existe la opción de que solicite que en vez del usufructo se le entregue la cuarta parte de la herencia y se le permita seguir disfrutando de la vivienda familiar.

Un aspecto novedoso de la legislación catalana es que equipara la pareja estable al cónyuge viudo. De esta manera se ha querido proteger a aquellas personas que han convivido durante varios años pero sin llegar a casarse. En estos casos será preciso demostrar la situación de convivencia y la estabilidad de la misma.

A falta de descendientes y cónyuge o pareja heredan los padres. Por partes iguales si viven ambos o en todo si uno ha fallecido. En defecto de padres heredarán los parientes colaterales, comenzando por los hermanos y sobrinos y con el límite de los parientes que estén dentro del cuarto grado en la línea colateral. Si no hay ninguna persona a quien corresponda la herencia ésta se entregará a la Generalidad de Cataluña.

Casos reales de herencias sin testamento en Madrid

Me he encontrado a lo largo de mi carrera con muchas situaciones. A lo mejor le es de utilidad el caso de Ramón T. C. y Alberto T. C., dos hermanos a los que ayudé a llegar a un acuerdo para distribuirse la herencia de sus padres, fallecidos en un incendio. Ambos eran solteros y, al principio, renuentes a realizar la partición. Actué como lo hubiera hecho un contador-partidor y conseguí que se ahorraran entre 3.000€ y 5.000€, juicio aparte.

O quizá usted es viuda y no sabe cómo calcular el usufructo que pueda corresponderle. En una ocasión ayudé a Begoña T. G., a quien sus hijos ocultaron una parte de los bienes. Tuve que demandarles, realizar una valoración del activo hereditario y solicitar una mayor pensión para ella. En vez de los 600€ que le ofrecían al mes, gracias a mí la cantidad ascendió a los 1.000€ mensuales.

Por último también me gustaría comentarle que el impuesto de sucesiones preocupa mucho a mis clientes, ya que en algunos casos supone una merma importante del montante de la herencia. Si usted es heredero residente en la ciudad y la herencia no es especialmente cuantiosa, apenas pagará nada por el impuesto. El cónyuge viudo está prácticamente exento.

Como podrá comprobar son muchas las situaciones a que una herencia puede dar lugar. Evite que sus familiares se queden con más de lo que les corresponde. Gracias a mi experiencia en casos de herencias sin testamento en Madrid puedo asegurarle que lograré satisfacer sus intereses.

Manuel Díaz

Manuel Díaz se especializa en derecho de sucesiones y en herencias, ofreciendo a sus clientes el mejor asesoramiento no sólo en cuestión testamental, también en cuanto a los impuestos que generan las herencias como de los plazos para pagar dichos impuestos. 15 años de experiencia ayudando a clientes de la provincia de Madrid.
Manuel Díaz

(Llevando tambien casos de clientes de: Sabadell, Rubí, Castelldefels, Badalona, etc.)